For the rebirth of the Fourth International! - Pelo renascimento da Quarta Internacional!

HomeLinksPortuguêsFrançaisEspañol PublicationsHistoric DocumentsContact

BOLETIN TROTSKISTA Nº 5:

LCI vs. TBI

  

El texto completo del panfleto de la LCI: " ¿QUÉ ES LA TENDENCIA BOLCHEVIQUE INTERNACIONAL? Con la replica punto por punto.

  

  

[Copiado de http://www.bolshevik.org/espanol/CompareYContraste_esp.html ]   

  

ACLARACIÓN AL LECTOR

  

La presente son extractos del BOLETIN TROTSKISTA Nº 5, "LCI VS. IBT", publicado por la Tendencia Bolchevique Internacional que reimprime la totalidad del contenido de un material de la Liga Comunista Internacional (LCI, encabezada por la Liga Espartaquista de los EEUU) intitulado " ¿Qué es la Tendencia Bolchevique Internacional?, y la replica punto por punto.

  

Hemos traducido una porción del intercambio con la LCI referida la Cuestión Rusa ( puntos 18-28) y en poco tiempo más ser traducida al español el contenido total del Boletín Trotskista Nº5.-  

  

  

INTRODUCCIÓN

  

León Trotsky, el gran revolucionario Ruso, remarcó que los centristas tendían a despreciar a los revolucionarios por su "preocupación activa por la pureza de principios, claridad de posición, consistencia política y organizativa". Nosotros tomamos estas cosas seriamente. Un panfleto reciente de la Liga Comunista Internacional (LCI, centrado en la Liga Espartaquista de James Roberston), intitulado: ¿ QUE ES LA TENDENCIA BOLCHEVIQUE INTERNACIONAL?, procura demostrar que la "TBI es un animal político de una clase dudosa y bizarra". A pesar del sectarismo histérico y carente de principios políticos de los seguidores de Robertson, nosotros proponemos responder a cada uno de las críticas hecha por la LCI. Lenin una vez remarcó que en cualquier disputa política es necesario:

  

" Estudiar calmadamente y con gran objetividad, primero la sustancia de las diferencias de opiniones, y luego de ello, el desarrollo de las luchas en el interior del partido. Ninguno de ello se puede hacer si no hay documentos publicados de ambos lados. Aquel que toma la palabra del otro es un idiota sin esperanzas, que se puede disponer con el simple gesto de la mano"

  

Tenemos por lo tanto que reimprimir cada párrafo del panfleto de la LCI con una respuesta. Consideramos que la LE ha sido un grupo políticamente muy importante- indudablemente vital en la cadena de la continuidad revolucionaria. En el primer número de nuestro periódico 1917 nosotros declaramos:

  

 "Nosotros nos basamos en los documentos de los cuatros primeros congresos de la Internacional Comunista, en la lucha de la Oposición de Izquierda contra la contrarrevolución política del estalinismo, en los documentos fundacionales de la Cuarta Internacional y en las tradiciones revolucionarias del Partido Socialista de los Trabajadores (PST) liderada por James Cannon desde los ¨30 hasta los ¨50. La dirección del PST abandonó la lucha por la construcción de una vanguardia Trotskista a principios de los ¨60 a favor de la confianza en el proceso objetivo de la historia (personificado, en primera instancia, por Fidel Castro). La Tendencia Revolucionaria, progenitor de la Liga Espartaquista (LE) nació en la lucha contra las implicaciones liquidacionistas del sucedáneo castrista de la mayoría del PST. A través de los `60 y `70 la herencia programática del trotskismo fue representada por la Tendencia Espartaquista. Esta tradición la reclamamos como nuestra."

  

La actitud de la Liga Espartaquista hacia la TBI( y nuestro predecesor Norte Americano, la Tendencia Externa de la Tendencia Internacional Espartaquista (TR/TIE)), ha fluctuado considerablemente en los años. Inicialmente la dirección de la LE estaba preparada en entrar en un intercambio político escrito de manera sustantiva con nosotros ( dos de los cuales fueron publicados como Boletines Trotskistas) Después de un tiempo la dirección de la LE/TIE dejó las polémicas políticas y procuró, en su lugar, crear una línea dura contra nosotros, combinando la intimidación física y las calumnias. La dirección de la LCI continúa criticándonos políticamente por un lado, y por el otro, denunciándonos como anti-comunistas amargados: y con una "obsesión antinatural" con la LE, y por ende " dudosos e incluso " como COINTELPRO". Internamente, la considerable atención fue pagada, endureciendo a su militancia contra nosotros. No rechazamos la atención política que nosotros le hemos dado a la LE/TIE. La LE se mantiene como un importante competidor político a nivel internacional, no solamente por razones históricas, sino porque, a primera vista, se asemejan a nosotros, porque tienen políticas sustancialmente similares a las nuestras. En suma, a la variedad de polémicas, nosotros hemos producido muchos artículos, evaluando críticamente la historia de la LE/TIE, en particular de octubre de 1982: "Declaración de la Tendencia Externa de la TIE" y en 1985 un artículo intitulado "El camino a Jimstown"( publicado en el cuarto y último número del Boletín de la Tendencia Externa de la TIE). Nosotros también publicamos una extensa entrevista a Geoff White, uno de los dirigentes originarios de la TR/LE en " 1917". La actitud de la dirección de la LE/LCI hacia nosotros es sumamente contradictoria. Ellos han escrito más polémicas contra nosotros que con ninguna otra tendencia, pero somos el único grupo izquierdista que ellos rehúsan debatir en público. Ellos obviamente sienten que un intercambio libre y completo no puede ser ventajoso para ellos.

  

Nosotros, por lo tanto, nos hallamos en la posición inusual de dar la bienvenida la publicación de este ataque. A pesar de las manipulaciones y de las tergiversaciones de los hechos (como también las mentiras), ensambla las principales posiciones de su polémica contra nosotros en un solo documento. Esto nos permite a nosotros presentar una respuesta detallada a cada uno de los cargos y deberíamos, esperamos, permitir al lector interesado a sopesar los méritos de los argumentos de ambos lados.

  

- Febrero de 1996

  

*****

  

Hemos numerado cada uno de los párrafos del panfleto de la LCI en el orden en que aparecen con nuestros comentarios intercalados. cada palabra de los textos de la LE es reproducido abajo exactamente como fueron publicados. Nótese que en la edición de la web, a los efectos de la claridad, los textos del panfleto de la LCI esta en negritas, mientras que la respuesta de la TBI esta hecha sin negritas. También cada sección de los párrafos numerados con el texto original de la LCI y de la TBI está marcada por una línea horizontal.

  

  

  

¿ QUE HACE MARCHAR A LA IBT? ANTI-SOVIETISMO

 Desde su inserción, la TB reclaman sostener muchas posiciones en común con nosotros. Por ejemplo, ellos levantan también la consigna " Parar la contrarrevolución de Solidaridad en Polonia". Pero cuando la cuestión de parar a Solidaridad se tornó más urgente, ellos se volvieron locos con relación a nuestra declaración que los estalinistas del Kremlin intervinieran militarmente, en la manera necesaria y brutal, y que nosotros apoyaríamos esto, y tomaríamos la responsabilidad por cualesquiera que sean las atrocidades que pudieran cometer. La posición Trotskista de defensa incondicional de los estados obreros deformados y degenerados significa exactamente, por ej: sin condiciones. Para la TB esto era simplemente la evidencia de nuestra supuesta "Stalinofobia".

  

Nº18

  

Este párrafo es de una perversión statinofóbica de la posición trotskista de defensa militar incondicional de los estados obreros burocratizados. Como hicimos notar en el Boletín de la Tendencia Externa Nº1:

  

"Los trotskistas dan un apoyo militar incondicional a los regímenes estalinistas en su batalla contra la contrarrevolución interna ( ej. Solidaridad) o contra las fuerzas capitalistas externas (ej. Finlandia en 1940). Esto es una cuestión bastante diferente que extenderse al apoyo político a los estalinistas. Nosotros no asumimos la responsabilidad por los crímenes de los estalinistas contra la clase obrera- sea en el curso de la defensa militar de las formas de propiedad proletariado de otra características. Apoyo militar es extensivo a pesar de dichos crímenes"

  

La voluntad de la LE de " tomar la responsabilidad por cualesquiera de las atrocidades que los ( estalinistas) pudieran cometer" es precisamente lo opuesto de la posición llevada adelante por León Trotsky en el contexto de la defensa de la URSS contra la Alemania nazi en la Segunda guerra Mundial :

  

"Mientras armas en mano ellos intentar hacer volar a Hitler, los Bolcheviques- Leninistas al mismo tiempo conduciremos la propaganda revolucionaria contra Stalin preparando su derrocamiento en un próximo y quizás un periodo cercano.

  

"Esta clase de " defensa de la URSS" naturalmente se diferenciara, como el cielo lo hace de la tierra, de la defensa oficial que ahora es conducido por la consigna "Por la Patria y por Stalin". Nuestra defensa de la USSR es llevada a cabo bajo la consigna " Por el Socialismo. Por la Revolución Mundial. Contra Stalin"

  

En Defensa del Marxismo( énfasis original)

  

La consigna contra Stalin, significa que en vez de " tomar la responsabilidad por los crímenes de los burócratas contra la clase obrera, la Cuarta Internacional se opone a dichas atrocidades cometidas por Stalin y la casta que él representaba

  

  

  

En una veta similar, ellos aúllan en una declaración publicada en Vanguardia Obrera, después de la repentina muerte del entonces líder de la USSR, Yuri Andropov, que se lee lo siguiente: " El buscó cambiar los peores excesos de la burocracia. El procuró aumentar la productividad de las masas Soviéticas. El no traicionó a favor del imperialismo. El no era amigo de la libertad". La TB condenan esta declaración equilibrada como una " eulogía" estalinofóbica. Es que la TB tomó tal declaración como una ofensa, lo que simplemente no es más que su propia capitulación a la Guerra Fría antisoviética. Mientras ellos sostienen posiciones que no es más que una visión distorsionada de nuestra propia Cuestión Rusa, no solamente nosotros, pero la totalidad de la izquierda del frente popular anti-soviético saben que la TB no es serio ( esto fue evidenciado por el hecho que la TB es bienvenida a las protestas radicales, reuniones y marchas, donde los espartaquistas regularmente son excluidos)

  

 Nº19

  

El origen de nuestros intercambios extensos acerca de Yuri Andropov ( ver Boletín Trotskista Nº 1) fue la decisión de la dirección de la L.E. de nombrar a uno de sus contingentes en las demostraciones anti- fascistas en Washington DC en 1982, la "Brigada Yuri Andropov". Como hicimos notar en nuestra carta originaria ( 13 de diciembre de 1982) al respecto: " En los niveles más generales, Andropov y los burócratas, como él representa a todo lo contrapuesto por lo que luchó Trotsky: " Nosotros les recordamos a la LE que " Uno de los fundamentos del Trotskismo es que la efectiva defensa de la Unión Soviética está estrechamente ligada a la necesidad de la revolución política proletaria contra Andropov y su casta..."

  

Cuando Andropov falleció, y Vanguardia Obrera colocó un obituario con su foto en la primera plana, nosotros comentamos:

  

"Notamos que Andropov alcanzó el 75% de aprobación en su casilla fúnebre de Vanguardia Obrera Nº 348. Tres de cada cuatro no está mal. Pero nosotros no lo aprobamos tan elevadamente. El fracaso de Andropov de hacer cualquier "traición manifiesta a favor del imperialismo" puede atribuirse propiamente al corto tiempo que estuvo en el poder. El, ciertamente no envió mas MIG a Nicaragua o AK47 a los izquierdistas salvadoreños que su predecesor. El deseaba elevar la productividad - pero gran cosa, también lo deseaba Stalin, Krushchev y Breshnev.( En cualquier caso, los Trotskistas debemos observar cualquier esquema diseñado por la burocracia escépticamente, desde que usualmente tiene un carácter anti- obrero. Trotsky nunca apoyo el Stajovismo) Cualquier burócrata sensible se va a interesar en cambiar " los peores excesos de la burocracia a efectos de aumentar la eficiencia, seguridad y estabilidad del régimen. Vuestra pequeña homilía por Andropov, esta focalizada en sus intenciones subjetivas, mas que la inevitabilidad objetiva, e incluso necesidad, de corrupción e ineficiencia en una economía planificada llevada a cabo por los jerarcas burocráticos y la policía secreta. Uds. adoptan una postura semi- deutscheriana y, aparecerá, una conclusión semi – deutcheriana. " La clase obrera no perdió nada cuando falleció Yuri Andropov. A pesar que su carrera como burócrata estalinista estaba concluida por una enfermedad renal, mas bien que una clase obrera soviética insurgente, determinada a aplastar el dominio de los Brezhnevs, Chernenkos y Andropovs y retomar la senda de Lenin y de Trotsky".

 Carta a la LE 22 de abril de 1984, reimpresa en BTE Nº3.

  

Durante los últimos tiempos como jefe de la KGB, Andropov, vigorosamente suprimió la vida política en la URSS, Vanguardia Obrera del 13 de febrero de 1976 publicó un artículo intitulado: "Paren la Tortura Psiquiátrica Estalinista". La entonces revolucionaria LE no tenía dificultad alguna de denunciar " las atrocidades repulsivas de la burocracia estalinista". En su temprana carrera, en 1956, Andropov jugó un rol clave en la represión del movimiento obrero Húngaro, un punto que hicimos saber a la LE en nuestra carta de abril de 1984. Nosotros citamos a Bill Lomax, una autoridad del levantamiento Húngaro:

  

"Lomax observa que: " en los primeros meses de supresión militar directa de la revolución, Andropov era efectivamente el jefe Soviético ... Era en el período de los últimos remanentes en que la resistencia armada fue arrasada, y las organizaciones obreras e intelectuales destruidas, y decenas de miles de Húngaros arrestados e internados..." Esto es una poderosa acusación de la decisión de la dirección de la LE/EEUU de deshacerse de su herencia Trotskista por la asociación con este no lamentado burócrata estalinista."

  

Finalmente, nosotros mismos a menudo somos sujetos de exclusiones políticas por las diversas corrientes seudo izquierdistas ( como lo es la LE) , una de las razones de la particular impopularidad de la LE es en razón de lo que surge de la memorable frase de Alexander Cockburn, ellos comúnmente actúan como "estúpidos". Nosotros levantamos las tradiciones de la democracia obrera y constantemente nos hemos opuesto a la exclusión de la LE ( o de cualquier otro grupo de izquierda) de eventos en el movimiento obrero.

  

  

  

En una temprana polémica contra la entonces Tendencia Externa, nosotros remarcamos: " Si la TE fuera más honesta, ellos admitirían que odian cuando vivamos a la intervención militar del Ejército Rojo Soviético en Afganistán ( ver " La Tendencia Externa: De pastelitos de crema a envenenamiento de comida" Vanguardia Obrera Nº 349, Marzo 2 de1984) Cuatro años después, ellos finalmente renunciaron abiertamente y denunciaron nuestro llamado: "Viva el Ejército Rojo en Afganistán" arguyendo que ese no era " una consigna Trotskista porque le decía a los obreros que confiaran en los estalinistas, pongan su fe en los estalinistas, viven a los estalinistas".

  

 Al contrario, nuestras vivas a la intervención del Ejército Soviético estaba basada en el reconocimiento que, cualesquiera de las intenciones de los burócratas venales del Kremlin, esta ación militar ofrecía la posibilidad de extender los logros de la Revolución de Octubre a Afganistán. Muchos soldados Soviéticos se vieron a sí mismos cumpliendo un deber internacionalista luchando para derrotar a las fuerzas de la reacción Islámica financiada por el imperialismo. Pero para que dicho internacionalismo fuera completo requería, como lo puntualizamos, una revolución política que expulsara a los burócratas estalinistas del Kremlin y retornarán al programa del internacionalismo proletario del Partido bolchevique de Lenin y de Trotsky.

  

Nº 20-21

  

Uno difícilmente pueda adivinar de la lectura de la polémica de la LE, que nosotros lo que propiciamos es sustituir la consigna "Victoria Militar al Ejercito Soviético" en Afganistán, en vez del llamado de la LE de: "Viva el Ejército Rojo". Solamente en forma ocasional, la LE hizo mención de la necesidad de una revolución política para desalojar a los " burócratas corruptos del Kremlin" (incluyendo, presumimos a Yuri Andropov) En los primeros años de existencia, la Tendencia Externa de la TIE abrazó la consigna " Viva el Ejército Rojo" como una declaración enfática de que lado nosotros estábamos en el conflicto. Con las correcciones consiguientes, mantuvimos nuestra posición de apoyo militar a los Soviéticos y sus aliados Afganos contra los reaccionarios mujaidines respaldados por la CIA, mientras se definía la mejor formulación para comunicar esto. Nosotros explicamos nuestras razones en un artículo intitulado: "Doblando el palo muy lejos....Sobre la Consigna "Viva el Ejército Rojo!":

  

 "El problema con la consigna " Viva el Ejército Rojo en Afganistán" es que falló en distinguir entre el apoyo político y militar. El Ejército Soviético ( que oficialmente no se llama Ejército Rojo" desde 1946) es el brazo militar de la burocracia del Kremlin. Las políticas para el ejército son los de la burocracia. Su rol, por lo tanto, es contradictorio, como de la burocracia misma. En cuanto a que el ejército Ruso defienda la Unión Soviética contra el imperialismo ( y este fue por ende el propósito de ir a Afganistán), estamos militarmente de su lado. Si destruye estructuras sociales opresivas y las reemplazan con la propiedad colectivizada en las áreas bajo su control ( y esta fue indudablemente una de las probabilidades de la intervención soviética), apoyaremos dichas medidas. Pero apoyar acríticamente al Ejército Soviético ( ej. vivarlo) nos pondría en la posición de tenernos que disculpar cuando los estalinistas se acomoden al status quo social o realicen una cobarde retirada. Y, no es sorprendente, que esto es lo que exactamente han hecho en Afganistán.

  

"....LE, deliberadamente avanza en esta formulación angular a cara de la ola de anti- sovietismo que estaba arreciando en los EEUU. Loable como este impulso pudo haber sido visto , no hay nada alrededor acerca del hecho que tomándolo literalmente dicha consigna y por si mismo, la misma puede llevar a adoptar políticamente el rol Soviético en Afganistán.

  

"…El llamado por " La Victoria Militar del Ejercito Soviético" corresponde a la situación concreta en Afganistán, porque nos coloca del lado soviético en la batalla, pero sin responsabilizarnos por las traiciones de los Estalinistas"

  

- 1917 Nº 5. 

  

En otra polémica, la LE procuró defender dicha posición expresando que los Trotskistas habían " vivado" a las tropas Soviéticas durante la segunda Guerra Mundial. Nosotros replicamos lo siguiente en 1917 Nº 7:

  

" La cuestión de " vivar" a las tropas Soviéticas es de 1939, durante la lucha histórica fraccional en el Partido Socialista de los Trabajadores de los EEUU, contra la oposición revisionista, liderada por Max Shachtman, quien no deseaba defender a la USSR. Shachtman tenía una agenda diferente que sus contemporáneos de la LE, pero él comparte sus mismos intereses en borrar la línea entre apoyo político y militar a la USSR en conflictos con estados capitalistas. Es así que aquel preguntó: si la USSR continuaba siendo aún un Estado Obrero, "por qué la mayoría no propone en vivar el avance del Ejército Rojo en Polonia.." como lo hicieron los revolucionarios en los días de Lenin. En respuesta, Trotsky explicó bastante claramente porque la Cuarta Internacional no propuso "vivar" al Ejército Rojo de Stalin:

  

" Lo nuevo en la situación (comparado a 1920) es la bancarrota de la Tercera Internacional, la degeneración del estado Soviético, el desarrollo de la Oposición de Izquierda, y la creación de la Cuarta Internacional...Y todos estos eventos explica suficientemente porque hemos cambiado radicalmente nuestra política hacia el Kremlin, incluyendo su política militar"

En defensa del Marxismo-

  

En la polémica contra nosotros en este punto, la LE manifiesta que, llamando por " victoria militar " mas bien que " vivar" a la intervención soviética, estamos dirigiéndonos directo al Tercer campo. Nosotros respondimos en una carta de fecha 8 de abril de 1988 proponiendo " un debate público sobre esta cuestión - sea en Nueva York o en Toronto- en la fecha más próxima conveniente para ambos". Pero la LE no mostró interés . Ellos estaban advertidos que la retirada Soviética de Afganistán subrayaba el problema con las " vivas" a la intervención de Brezhnev en primer lugar.

  

  

  

La retirada Soviética de Afganistán en 1989 - ordenada en nombre de la " coexistencia pacífica" con el imperialismo- fue el paso que abrió a la contrarrevolución capitalista que engulliría a la Unión Soviética unos pocos años después. Interesados de quitarse de encima la " Cuestión Rusa" y las posiciones nominales de ser defensistas soviético en el tiempo del contragolpe de Yeltsin en agosto de 1991, el BT se apresuró a proclamar que el estado obrero degenerado soviético había sido destruido. Ellos alegremente escribieron como adelanto ( pero a la lejanía y ciertamente no en ruso) la imposibilidad que cualquier acción decisiva de la clase obrera pudieran arrasar a Yeltsin y sus partidarios y abrir el camino para una revolución política contra la panoplia completa de la burocracia estalinista, que estaban muy ocupada vendiendo al país a los capitalistas.

  

 Mientras que reconocíamos que el poder estatal había sido decisivamente fracturado por los eventos de Agosto, la LCI miraba para encender la chispa de las acciones defensivas de la clase obrera y en defensa de la propiedad colectivizada. Nosotros distribuimos decenas de miles de volantes:" Obreros Soviéticos: Derrotar la Contrarrevolución de Yeltsin- Bush" en toda la Unión Soviética. Fue así cuando estuvo totalmente claro que la clase obrera no se iría a moverse contra Yeltsin, quien rápidamente consolidó un aparato estatal capitalista, nosotros reconocimos que el estado Obrero Soviético había sido definitivamente destruido.

  

N° 22-23

  

Los cargos de la LE hacia nuestro reconocimiento en aquel entonces del significado de la victoria de Yeltsin sobre los decrépitos golpistas Stalinistas de Yanayev, era el resultado de nuestra " voluntad de quitarse de encima a regañadientes la Cuestión Rusa". Pero esto difícilmente puede explicar porque los caciques imperialistas , los miembros del ejército Soviético y la mayoría en el resto del mundo llegó a la misma conclusión que nosotros llegamos sobre el significado del golpe abortado.

  

Nosotros no estamos "felices" de " no escribir" el estado obrero degenerado Soviético, pero, como Trotsky dijo, los Marxistas "tienen que mirar a la realidad directamente" y " hablar al verdad a las masas, sin importar cuan amarga que esta pueda ser". Y lo hicimos. En nuestra declaración de septiembre de 1991 acerca de la victoria de Yeltsin (intitulada "Defender el estado Obrero Soviético contra el ataque de Yeltsin – La Contrarrevolución Triunfa en USSR") observamos:

  

 " La victoria de la corriente abiertamente pro-capitalista alrededor de Boris Yeltsin después del colapso del golpe destruyó el poder estatal creado por la revolución de Octubre de 1917. Esto representa una derrota catastrófica no solo a la clase obrera soviética, sino también al resto de los obreros."

 …

 

"El momento hacia la restauración capitalista ha sido edificada en la Unión Soviética en los últimos años. Toda la evidencia disponible nos lleva a concluir que la derrota del golpe y la asunción al poder de los elementos comprometidos en la reconstrucción económica sobre bases capitalistas constituye cualitativamente el punto culminante."

  

Nosotros también remarcamos:

  

 " Nada se ha perdido por parte de la clase obrera Soviética. Los gobiernos pro-capitalistas que ellos alzaron al trono son extremadamente frágiles, y todavía no han consolidado sus propios aparatos estatales de represión. La mayoría de la economía permanece en manos estatales, y los Yeltstinistas encaran la formidable tarea de restaurar el capitalismo sin el apoyo de una clase capitalista nativa. La resistencia obrera a los ataques a sus derechos y bienestar, involucran, por lo tanto , a un gran numero de elementos en defensa del status quo socio-económico. El régimen burgués embrionario formándose ahora en la ex USSR puede ser barrido mucho más fácilmente que un estado capitalista maduro

  

 " Nada de ello, sin embargo , puede cambiar el hecho que ahora los obreros deberán pelear en un terreno fundamentalmente desventajoso para ellos. Ellos no se han constituido como fuerza política independiente, y se mantiene extremadamente desorientada. El aparato estalinista - el cual tenía un interés objetivo en mantener la propiedad colectivizada- ha sido destruido. Mas resistencia por parte de los estalinistas , no es probable, desde que fracasaron en el examen político decisivo, y aquellos camaradas que intentaron resistir, ahora están en retirada forzada, en la cárcel o muertos. En corto tiempo, el mayor obstáculo para la consolidación de un estado burgués ha sido efectivamente removido. Antes del golpe, la resistencia masiva de la clase obrera a la privatización hubiera divido a la burocracia estalinista y sus defensores armados. Ahora la lucha obrera para revertir a los restauracionistas están frente " a cuerpos de hombres armados" dedicados a los objetivos de los capitalistas occidentales y sus aliados internos. Este poder estatal incipiente debe ser desarmado y destruido por los obreros".

  

Por contraste, la LE dijeron que el estado obrero Soviético fue "decisivamente fracturado" , pero que se mantiene vivo. Esto resulto en un titular de otoño de 1992 del "Espartaquista de Australasia", que dice:" La USSR Está Pendurando".

  

Un joven [Samuel Trachtenberg] de la TBI, que fue miembro de la LCI en el tiempo del golpe , puntualizó en una carta abierta a la LE( reimpresa en 1917 Nº 16) que, "después de más de tres años desde Agosto de 1991, la LE no puede decir que la USSR ha cesado de existir como estado obrero". El puso el dedo en el problema metodológico de la posición de la LE:

  

"La LE escribe que Yeltsin llevo a cabo un " trozo de consolidación del estado capitalista"(WV No. 564) . En la práctica esto puede significar que Rusia era 80% un estado obrero y el 20% restante un estado capitalista, después un 40% de estado obrero y un 60% de estado capitalista, etc. Esto es ridículo! Revolución y Contrarrevolución no son trozos de procesos . Esto es ir contra las enseñanzas Marxistas acerca del Estado. Solamente una clase puede detentar el poder estatal al mismo tiempo, la clase obrera o la clase capitalista…

  

"La posición de la LE implica que…la USSR bajo Yeltsin fue inicialmente un estado obrero con un gobierno burgués, que gradualmente fue transformándose hasta llegar a ser más adelante en un estado burgués en un punto desconocido?

  

"Si, como dice la LE, el programa genera teoría , que programa puede haber generado la teoría de un trozo de contrarrevolución en la USRR? Trotsky lo hubiera denunciado como " reformismo al revés". La respuesta esta en Agosto de 1991, cuando la contrarrevolución realmente triunfó, la LE se abstuvo en el momento decisivo por ej., no dio apoyo militar a ninguno de los lados... Lo que hace más dificultoso a la LE admitir estar equivocada, máxime por hecho de que uno de sus competidores principales en el movimiento obrero la Tendencia Bolchevique Internacional, estaba en lo correcto de apoyar a los golpistas estalinistas en defensa de los logros de Octubre, y reconocer su derrota como la muerte del estado obrero Soviético.

  

  

  

En adoptar una postura combativa para la vanguardia proletaria en el período siguiente al golpe de Yeltsin, nosotros estamos siguiendo la metodología de la Cuarta Internacional de Trotsky en los primeros meses de 1933, después de que Hitler fuera designado canciller en Alemania. Lejos de proclamar . "Todo esta perdido" ,la C.I. siguió adelante en la campaña de apoyo internacional a la esperada resistencia proletaria a Hitler en el poder. Trotsky más tarde explicó la necesidad de la adopción de una perspectiva combativa:

  

 " La ausencia completa de resistencia en una parte de los obreros alemanes ha provocado ciertos problemas dentro de nuestras filas. Nosotros esperamos que en la marcha del peligro fascista será superando no solamente a la política pérfida de los reformistas, pero también del sabotaje ultimatistas de los estalinistas . Estas esperanzas no se confirmaron. ¿Eran falsas nuestras expectativas? Esta cuestión no puede colocarse en esta manera tan formal. Nosotros estábamos obligados a proceder basado en el curso de la resistencia y hacer todo a nuestro alcance para su realización. Conociendo a priori la imposibilidad de resistencia hubiese significado no empujar al proletariado hacia adelante , pero introducir un elemento desmoralizador suplementario"

 - Trotski ," Alemania y la USSR", 17 de marzo de 1933, En la Lucha contra el Fascismo en Alemania 

  

Nº 24

  

La insistencia de la LE que Yeltsin encabezó un estado obrero durante su primer año en el poder, no tiene nada en común con la anticipación de Trotsky acerca de la resistencia a la asunción del poder de Hitler . De hecho , la dirección de la LCI rehusó tomar conocimiento de la verdad acerca de la victoria de Yeltsin (condenando aquellos que si lo hicieron), acercándose a la respuesta dada por los estalinistas al desastre alemán.

  

"No hay necesidad de recordar los insultos que nos lanzaron los estalinistas de todos los países. L'Humanité, incluso después dela victoria definitiva de Hitler , se mantuvo diciendo en ejemplar tras ejemplar: " No hubo derrota en Alemania", "Solamente los renegados pueden hablar de derrotas"... No hay nada sorprendente en el hecho que esta ampulosidad criminal en cara de una de las catástrofes históricamente más grande, siga desmoralizando las otras secciones de la Internacional Comunista: una organización que ha perdido su capacidad de aprender de sus propias derrotas esta irrevocablemente condenada".

 León Trotsky, " Una vez más, adonde va Francia?" 28 de marzo de 1935

  

Trotsky no negó que Hitler había tomado el poder – el reconoció que ese era un momento, pero no irreversible, de la victoria de la contrarrevolución. Esto es exactamente la postura que adoptamos en relación a la victoria de Yeltsin frente " la línea dura" del PCURSS.

  

 "Yeltsin se mantiene en el poder en forma frágil, pero esto no cambia el hecho que Yeltsin y sus contrapartes republicanas están utilizando el poder recientemente adquirido para desencadenar una contrarrevolución social. El Imperialismo, los millonarios de la Perestroika y la mafia del mercado negro ahora cuentan los tantos en el Kremlin. Muchos ex burócratas estalinistas se están apropiando de grandes pedazos de la propiedad ESTATAL. Los hombres de Yeltsin sostienen las posiciones militares claves...Un año atrás el GOSPLAN, continuaba planificando las directivas y las patrullas conjuntas militares y policiales estaban en las calles atacando a los especuladores del mercado negro , y arrestando y confiscando la propiedad de los beneficiarios de la Perestroika. Ahora el GOSPLAN no existe más y los beneficiarios y millonarios están en el trono.

  

 "La contrarrevolución social esta lejos de haberse consolidado totalmente, pero es victoriosa. Un proletariado resurgente luchando por el poder tendrá mucha menos resistencia hoy en Rusia, la que tendría en un estado capitalista maduro."

 1917 Nº11

  

  

  

Los intentos de la TBI de revestir su derrotismo en Agosto de 1991 declarando apoyo militar a los complotados en el golpe estalinista - una posición viciosa, ya que los golpistas , estaban comprometidos a la restauración capitalista como Yeltsin, y no iban a emprender esta clase de movilización política y militar requerida para montar una oposición seria. En su caso, la posición de la TB es "esta todo acabado", si propagado en la Unión Soviética en dicho tiempo, puede solamente tener el efecto de desmoralizar y paralizar cualquier oposición proletaria naciente a la toma de poder de Yeltsin   

  

Nº25

  

Nosotros tomamos lados en Agosto de 1991- con los estalinistas contra los Yeltsinistas. La LE, que clama ser el partido de la Revolución Rusa, no apoyó la victoria de aquellos – lo que significa ser neutral. La LE esta incomoda con esta caracterización, pero la lógica de su disputa esta contenida que:

  

 "apoyo militar para los golpistas estalinistas es una posición ridícula, ya que los golpistas , estaban comprometidos a la restauración capitalista como Yeltsin, y no iban a emprender esta clase de movilización política y militar requerida para montar una oposición seria"

  

Todas las contradicciones de las posiciones de la LE están contenidas en el pasaje arriba citado. Si de hecho los Yaneyevistas estaban " justamente comprometidos a la restauración capitalista como Yeltsin" entonces porque los Trotskistas se preocuparon acerca si realizaron o no una movilización política y militar? Si los burócratas estalinistas (incluyendo a la cabeza de la KGB y de las fuerzas armadas) estuvieran " comprometidos " a la restauración capitalista como los amigos de la CIA que se juntaron alrededor de Yeltsin en la Casa Blanca, entonces no tendría nada de importancia en juego en agosto de 1991. Todavía, si uno asevera que Yanayev y todos estaban " comprometidos a la restauración capitalista" como Yeltsin, entonces sigue que en algún punto previo al 19 de agosto de 1991 la burocracia de la PCURSS se había transformado en una formación que era contrarrevolucionaria de cabo a rabo.

  

Si el triunfo de Yeltsin fue meramente, la victoria de una banda contrarrevolucionaria sobre la otra , si el 19 de agosto de 1991 la contrarrevolución social había tomado lugar, entonces el golpe y contra-golpe fue meramente una riña sobre los despojos. Por eso, una posición tal entraría en conflicto con la igualmente absurda aseveración de la LE, que Yeltsin , el líder histórico de la contrarrevolución capitalista, ejerció el poder por más de una año sobre un estado obrero hasta, que en punto indescifrable a finales de 1992, Jim Roberston decidió que "estaba claro que la clase obrera no se iba a movilizar contra Yeltsin". Si el contragolpe victorioso de Yeltsin abría los "torrentes de la contrarrevolución", como Vanguardia Obrera manifestó, entonces la hubiera tomado un lado (ver la polémica extensiva en esta cuestión en 1917, Nº11 y 12).

  

En nuestra declaración de septiembre de 1991, después notar la bancarrota política de los líderes golpistas, nosotros expresamos:

  

 "Pero la posición trotskista de defensa incondicional de la Unión Soviética siempre quiso decir defensa del sistema de propiedad colectivizada contra el peligro restauracionistas, a pesar de la conciencia, o las intenciones subjetivas de los burócratas. El status quo que la " línea dura" procuró proteger , sin embargo en forma incompleta, incluye el estado de propiedad de los medios de producción - una barrera objetiva al retorno de la esclavitud capitalista."

  

Es por ello, que los Trotskistas, no somos neutral en la confrontación entre el aparato estalinista y los Yeltsinistas.

  

  

  

Abajo, la posición de la TBI refleja un derrotismo completo sobre la capacidad de la clase obrera soviética de luchar. Ellos tienen una postura idéntica hacia la naciente revolución en el ex estado obrero deformado de Alemania oriental después de la caída del Muro de Berlín, por ej., han declarado que no hay ninguna posibilidad de una revolución política proletaria. Correspondientemente, ellos denuncian a la LCI por movilizar nuestros recursos internacionalmente para intervenir con un programa Trotskista en los eventos del ex estado obrero de Alemania Oriental en 1989-1990. En su declaración fundacional , incluso reclaman que nuestra intervención en la RDA " hizo obvio que la LCI, no podía ser considerada una organización revolucionaria, pero más bien un obstáculo a la revolución"

    

Nº26.

  

Para un comentario compresivo acerca de los eventos en la RDA, ver 1917 Nº 8 y10. En enero de 1990, en un suplemento especial en idioma alemán de 1917 nosotros dijimos:

  

" Al momento existe un vacío político en la RDA. Si no se organizan los consejos obreros que establezcan sus propios órganos de administración , este vacío en corto tiempo será llenado para desventaja de la clase obrera a través del recientemente electo parlamento de la RDA."

  

Nuestra declaración de marzo de 1990 apoyó críticamente los candidatos de la LCI en las elecciones de la RDA, haciendo notar que:

  

"La aseveración del PSD/LCI que la RDA se halla hoy en el medio de una revolución política obrera, es simplemente falsa...Nosotros urgentemente esperamos que los obreros de la RDA tomen el camino de la revolución política proletaria- pero no es bueno equivocarse entre nuestros deseos subjetivos con la realidad"

    traducida en 1917 Nº8

  

Nuestro comentario, de que la intervención de la LCI en la RDA que, " es obvio que la LCI... es un obstáculo para la revolución" viene del siguiente pasaje:

  

 "La actividad de la LCI en la crisis de la Republica Democrática de Alemania(RDA) a finales de 1989 y principios de 1990 revelo agudamente la naturaleza de la operación Espartaquista . Con inyecciones prodigiosas de miembros y de dinero, los Espartquistas fundaron una nueva sección, el Partido Espartaquista Alemán, que brevemente obtuvo logros significantes. Estos fueron rápidamente despilfarrados como resultado de la pesada intervención de Nueva York. Más aún, la intervención Espartaquista tuvo una falla fundamental por su adaptación política a secciones de la burocracia estalinistas, y por el absurdo de proclamar que la RDA estaba en el medio de una revolución política proletaria."

    -1917 Nº 9

  

Un pequeños grupo de propaganda en una situación como en la RDA en Enero de 1990, tendría serias dificultades en hacer una cabeza de plaza . Pero el problema fundamental de la LCI procedía del carácter particular de su dirección burocrática, hiper- centralizada y ansiosa de encontrar un camino corto hacía el éxito, a través de una suerte de acomodamientos con una sección del aparato estalinista. A pesar de que los camaradas de la LCI subjetivamente deseaban ver una revolución política, y trabajaron enérgicamente como pudieron para crear las condiciones para una, la dirección demostró en la practica que la LCI es un obstáculo centrista para la revolución, y no una formación revolucionaria.

  

  

  

Que la restauración capitalista en la RDA y la Unión Soviética, y en todo el Este Europeo, fuera lograda sin una guerra civil, estaba por sobre todas las cosas condicionada por una falta de actividad de un polo proletario combativo que defendiera la propiedad colectivizada. Pero la ausencia de tal polo, no era ni necesario ni inevitable. En ambos casos, la RDA y la URSS, la LCI tenía fuerzas activas en el campo. Nosotros no prejuzgamos cual podía ser el porvenir de nuestros esfuerzos de forjar un partido y una dirección requerida para defender los estados obreros y abrir el camino para la necesaria revolución política que reemplazara el régimen desacreditado de la casta burocrática estalinista con órganos genuinos de la democracia obrera.  

  

Pero en ambos casos la TB prejuzgó – la revolución política proletaria era imposible- y otras cosas más, las consecuencias ellos son forzados a negar la realidad. En el caso de la RDA, ellos niegan que hubiera posibilidades que la profunda crisis social el cual hundió al pais en ocubre de 1989 a marzo de 1990- campaña en los comienzos por demostraciones de masas reclamando " defensa del socialismo" y reforma del gobernante partido estalinista , hubiera podido resultar en cualquier cosa que restauración capitalista. En el caso de la USSR, ellos proclaman que los golpistas estalinistas actualmente lideran una lucha creíble contra la contrarrevolución capitalista. Lo que une estas dos posiciones es la negación que la intervención de los Trotskistas puede ser un factor decisivo en traer un porvenir diferente. Lo que es una negación de la base misma de la Cuarta Internacional: " La crisis histórica de la humanidad se reduce a la crisis de la dirección revolucionaria".

  

Nº27-28

  

Aquí la LCI utiliza una de sus técnicas de polémicas favoritas - endilgar una posición a un oponente y después atacar la invención. Nosotros ciertamente no argüimos que la revolución política proletaria era imposible en la RDA- simplemente que, al contrario de las aseveraciones de la LCI, no estaba en camino. "Las consecuencias" es la LCI, y no nosotros, que debemos ajustar las posiciones. Es fácil entender el porque de las posiciones "optimistas" de la con respecto a la revolución política proletaria de la RDA es una que ellos preferirían enterrar silenciosamente.

  

En el caso de la confrontación de agosto de 1991 en Moscú, nosotros aseveramos simplemente que los golpistas estalinistas era el menos malo - y eso que ellos se oponen en forma incompleta a los Yelstinistas . La postura necesaria de los revolucionarios en los últimos días del estado obrero soviético fue por lo tanto un bloque militar con los remanentes estalinistas contra los restauracionistas del campo de Yeltsin apoyado por los imperialistas. Otra vez la LCI, intenta re-escribir nuestra posición: nosotros nunca expresamos que Yanayev y todos " actualmente lideran una lucha creíble contra la restauración capitalista", meramente ellos favorecería la preservación del status quo contra la contrarrevolución social representada por los Yeltsinistas. La posición Trotskista de defensa incondicional de la URSS no depende en la " credibilidad" de las fuerzas atrincheradas contra la oposición capitalista.

  

La intervención de los Trotskistas con raíces en una sección del proletariado pudo haber sido decisivo en ambos lugares – RDA y la URSS – pero solo si hubiese sido apto en aproximarse en una evaluación correcta de la situación objetiva y avanzado con una respuesta programática adecuada. Una formación seudo- trotskista que interviene sobre la base de deseos ( como lo hizo la LCI en la RDA) o espera o que calibra la " credibilidad" militar de sus aliados antes que tomar lados ( como lo hizo la LCI en Moscú en agosto de 1991) no puede ser un factor decisivo, a pesar del trabajo serio y duro de sus camaradas.