For the rebirth of the Fourth International! - Pelo renascimento da Quarta Internacional!

HomeLinksPortuguêsFrançaisEspañol PublicationsHistoric DocumentsContact

Oposición de clase al frentepopulismo – Clave del reagrupamiento revolucionario  

OTR chilena fusiona con tendencia espartaquista

Introducción de Le Bolchévik

  

  

[Extraído de Le Bolchévik nº7 – Suplemento en español, organ de la Ligue Trotskyste de France]

  

Reproducimos aquí abajo una traducción del artículo aparecido en Workers Vanguard n°172, 9 de septiembre de 1977, sobre la fusión entre la tendencia Espartaquista internacional y la Organización Trotskista Revolucionaria de Chile. Cuatro años después de la derrota política del proletariado chileno a manos de la satrapía pinochetista, un abismo de sangre obrera separa a los revolucionarios de los responsables de la política de colaboración de clases: los partidos obreros reformistas (PC y PS), con la cobertura de “izquierda” de sus apéndices pequeño-burgueses; castristas y seudo-trotskistas.

  

El 11 de septiembre de 1973 ha sido el resultado de la cruenta traición de las direcciones reformistas y centristas que ataron al proletariado al programa desarrollista burgués de la UP. Esta derrota ha demostrado de modo descarnado, la imposibilidad histórica de la política contrarrevolucionaria estalinista de la “revolución por etapas”, ya sea bajo la forma “pacífica”, frentepopulista, o armada (léase MIR-Tupamaros-ERP). Nuevamente la historia sirve como fuente inagotable de lecciones para los revolucionarios, comprobando la validez de la teoría marxista de la Revolución Permanente.

  

Pero aún este baño de sangre obrera no impide a los apologistas del frente popular continuar implacablemente su política traidora, realizando los mayores esfuerzos para ampliar aun mas su subordinación a la burguesía con el llamado “frente antifascista”, cortejando sin ambages a la Democracia Cristiana (DC). No soló los socialistas y comunistas, sino también el MAPU, IC, MIR, buscan la alianza con la DC (o encubierta con los “sectores progresistas”), la mismísima DC (con sus “progresistas”) que gestó directamente el golpe con la consecuente masacre y el intento de destrucción total de las organizaciones obreras chilenas. La caracterización de “fascista” para la junta bonapartista de Pinochet, solo busca cubrir sus desvergonzados intentos de volver a la “democracia” con el mantenimiento de las instituciones del Estado burgués.

  

Los pablo-mandelistas del SU, la Liga Comunista Chilena (LCCh) y el Partido Socialista Revolucionario (PSR) definen a la UP como “reformista”, negándose a reconocer su carácter burgués para velar su responsabilidad criminal durante el gobierno de Allende. Los “militantes trotskistas chilenos (ex-PDMR) del Comité de Organización por la Reconstrucción de la Cuarta Internacional (CORCI)”; demagógicamente hablando de frente popular disfrazan su seguidismo estratégico hacia las bandas social-patrioteras que intentan reconstruir el viejo PS chileno: las “Coordinadoras de Regionales” del PS.

  

Solo la OTR [Organización Trotskista Revolucionaria]  y la tEi [tendencia Espartaquista internacional] a nivel internacional, no pertenecen a este pantano asqueroso y en la defensa intransigente de los intereses históricos de la clase obrera mundial y del programa marxista, han logrado la fusión. Esto representa la única perspectiva para los militantes que quieren ser revolucionarios.

  

POR LA CONSTRUCCIÓN DE UN PARTIDO OBRERO REVOLUCIONARIO CHILENO

POR EL RENACIMIENTO DE LA CUARTA INTERNACIONAL

  

OTR de Chile - Sección simpatizante de la tendencia Espartaquista internacional

Estocolmo-Suecia, 11 de septiembre de 1977. LE BOLCHEVIK